Ciencia y cultura, cultura y ciencia. ¿Quién influye a quién? ¿Son entidades independientes, codependientes o simbióticas? El eterno debate de esta relación tan discutida a lo largo de los años es un eje elemental por el cual se puede comenzar a describir nuestra realidad actual. Esto resulta tan difícil de entender debido a todas las interacciones causales y dinámicas que pueden surgir, que hacen la elaboración de cualquier modelo demasiado estático o simplemente “torpe”. Sin embargo, resulta más provechoso analizar ciertos períodos históricos que presentan situaciones extremas en donde la relación se ve extenuada a un punto que podemos mejor indagar sobre su naturaleza. Tal es el período de 1933 a 1945 en Alemania, en donde el Partido Nacional Socialista Obrero Alemán (Partido Nazi) estaba en el poder liderado por nada menos que Adolfo Hitler. Este etapa presenta una particular oportunidad para un análisis retrospectivo que resulta interesante por dos razones: la ideología nazi presenta una plataforma sumamente totalitaria y castrante para cualquier tipo de objetividad, hecho paradójico ya que durante este período se da un avance sustancial en ciertas