La sociedad de hoy en día enfocada en tener un estilo de vida más saludable adopta hábitos que prometen mejorar su calidad de vida; sin embargo, dentro de las múltiples posturas que pueden ser adoptadas existe una que más allá de ser un bien, puede representar un verdadero mal para la salud.

Cuando una persona decide mudar su dieta de una dieta omnívora a una dieta vegetariana, es algo más complicado que simplemente comer “verduritas” mañana, tarde y noche. Ser vegano significa que la persona va a tener que reemplazar la proteína de la carne por proteína vegetal que en muchas ocasiones no llega a ser del mismo valor biológico ya que pueden no contener algunos de los aminoácidos esenciales. En los casos de veganismo puro, las personas eliminan carnes y derivados animales como son leche y huevo.

Sin embargo. Existe mucha gente que vive sanamente bajo un régimen vegano, ya sea estricto o tolerante, esto es gracias a los cuidados que se tienen en consumir en todos los nutrientes que el cuerpo necesita para funcionar.

A continuación se nombran algunos de los nutrientes a tomar en cuenta cuando se decide seguir una dieta vegana:

  1. El calcio es un importante microelemento para la osificación, contracción muscular y conducción nerviosa; por ello, es importante que su ingesta sea sustituida en caso de que los derivados lácteos sean eliminados de la dieta. Algunas de las fuentes vegetales más importantes de calcio son hortalizas de hoja verde, almendras y legumbres.
  2. A pesar de que el cuerpo puede sintetizar vitamina D al exponerse al sol, la ingesta de alimentos ricos en este mineral es recomendable para suplir la demanda ya que su deficiencia puede producir osteomalacia e incluso osteoporosis. Algunos alimentos ricos en vitamina D de origen vegetal son champiñones y otras especies de hongos comestibles.
  3. La vitamina B12 es una vitamina de suma importancia para el organismo ya que es un importante cofactor en la síntesis de la hemoglobina, síntesis de mielina entre otras funciones. Esta vitamina es exclusiva de alimentos de origen animal. Hoy en día existen cereales que son adicionados con vitamina B12 para asegurar el consume de ésta por parte de la población.
  4. Las proteínas son sin duda el macronutriente que preocupa a los médicos cuando una persona decide cambiar su dieta ya que en muchas ocasiones aunque la persona consuma diversos alimentos para complementarla no logra cubrir la demanda proteica del organismo. De acuerdo con diversas fuentes de nutrición, la combinación de una leguminosa con un cereal, que son deficientes en metionina y lisina respectivamente, conlleva a la complementación de los aminoácidos esenciales. Hoy en día se sabe que la soja es una de las mejores fuentes de proteína vegetal y que su valor biológico puede ser equiparable al valor biológico de la proteína animal; sin embargo, puede llegar a ser deficiente en metionina si se consume cocida.

Es recomendable que tanto una persona que desea cambiar su dieta así como un vegano principiante se apoyen en el conocimiento de un especialista en nutrición para asegurar que los macronutrientes y micronutrientes necesarios para mantener el metabolismo estable estén incluidos en la dieta. Nadie dijo que ser vegano está mal, lo que está mal es ser vegano desinformado.

Autor: Ricardo Othoniel Muñoz

Bibliografía: