Aunque los suplementos alimenticios son comúnmente alabados por sus beneficios en la salud, de acuerdo con un estudio reciente podrían de hecho incrementar el riesgo de cancer, especialmente si se toman en dosis altas.

Esta investigación comenzó 20 años atrás a partir de la observación de que las personas que consumían más frutas y vegetales tendían a reducir sus posibilidades de padecer cáncer, lo que llevó a los investigadores a preguntarse si tomar vitaminas y minerales extra reduciría aún mas el riesgo.