En suelos siberianos, un virus de 30,000 años fue encontrado en capas profundas del permafrost (capa de la tierra que sufre cambios de congelación y descongelación). Cabe destacar que el virus, tras ser descongelado, demostró todavía tener potencial infeccioso. Lo más interesante es que ganó el record por ser el virus que más tiempo ha permanecido “dormido” y sigue siendo contagioso después de tanto tiempo. Fue clasificado como Pithovirus sibericum y llegó a medir 1.5 μm, siendo posible observarlo a través de un microscopio. Después de varias pruebas, se demostró que son afines para atacar a las amebas. Científicos franceses estipulan que no representa daño a los humanos y animales, aunque otros virus peligrosos pueden encontrarse en capas más profundas del permafrost siberiano. Aunque los científicos pueden detener la exploración por el riesgo que conlleva, el suelo permafrost se va descongelando por los cambios de temperatura, así liberando organismos que alguna vez estuvieron en “una maldición de sueño”.

Uno de los virus que más les concierne a los científicos que se pueda encontrar en dichos suelos es el Poxvirus, virus de la viruela, que fue declarado erradicado hace 30 años. Y ahora la pregunta del