Se acerca el verano con sus días calurosos y soleados. Sin duda, con este clima, una de las bebidas más refrescantes que agrada a la población es la Coca Light. Lamentamos traerles una mala noticia a dichos consumidores.

Un nuevo estudio, publicado en la Revista de la Sociedad Americana de Geriatría, encontró que aquellas personas que consumen refresco light ganaron casi 3 veces más grasa abdominal, en el transcurso de 9 años, en comparación de los que no tomaban refresco de dieta. Se analizó una población de 749 personas de 65 años de edad en adelante, y se les preguntó, cada cierto tiempo, cuantas latas de refresco consumían al día, y cuantas latas eran de refresco light. Los resultados demostraron que durante el tiempo del estudio, quienes consumían refresco de dieta aumentaron 8.12 cm en su talla de cintura y los consumidores de refresco regular aumentaron sólo 2.03 cm de talla.

Si bien, es cierto que el refresco de dieta contiene menos cantidad de azúcar y calorías, aún no se sabe a ciencia cierta porque el consumo de Coca Light trae consigo un incremento de peso no intencionado en las personas. Aunque t