¿Cuántos de nosotros no ha hecho un comentario en Facebook o Twitter sobre una clase, un maestro, el hospital en el que estamos rotando o un caso que nos pareció interesante? Con la creciente popularidad de las redes sociales y su uso frecuente por médicos y estudiantes de medicina, ha surgido preocupación acerca de cuál debería ser el comportamiento adecuado por parte de estos profesionales en este ámbito. Para evitar el mal uso de estos medios de comunicación, la British Medical Association (BMA) publicó una guía con consejos sobre los problemas con los que puediéramos encontrarnos como profesionales de la salud, al usar las redes sociales. Los temas que se discuten en esta guía son la confidencialidad del paciente, las publicaciones sobre pacientes y la práctica médica, la privacidad y la información personal, la amistad con pacientes en Facebook, la declaración de conflictos de interés, la educación médica y el empleo, la difamación y finalmente, el profesionalismo en las redes sociales.

El profesional de la salud tiene ciertas responsabilidades éticas que no desaparecen al usar las redes sociales. Estos medios le otorgan al médico o estudiante de medi