El 31 de marzo de 1917, murió Emil Adolf von Behring, ganador del primer premio nobel de Fisiología o Medicina en 1901.

Von Behring nació el 15 de marzo de 1854, siendo el decimotercer hijo de un matrimonio de profesores. En 1874 ingresó a la Academia de Medicina Militar de Berlín, de donde graduó cuatro años más tarde en 1878.

En su vida médica realizó importantes investigaciones sobre el efecto antitóxico del yodoformo en el tratamiento de enfermedades sépticas. Trabajó con Robert Koch en el Instituto de Higiene de Berlín hasta 1894, año en el que se ingresó como maestro en la Universidad de Halle, al suroeste de Berlín.

El aporte a la medicina que le hizo merecedor del premio Nobel llegó en 1890 cuando, junto con las investigaciones realizadas por Louis Pasterur, Robert Koch, Paul Ehrlich, contribuyó al entendimiento de las infecciones bacterianas fundando la era moderna de la Inmunología.

Dicha aportación demostró que cuando se administraba un suero cultivado a partir de bacilos causantes de difteria, a dosis adecuadas, éste producía inmunidad ya que inducía al cuerpo a producir sustancias que le permitían neutralizar las toxinas bacterianas. También demostró que si se administraba suero del individuo inmunizado a otro