México es un país increíblemente rico en diversidad, en cualquier interpretación del significado de la palabra. Aquí, uno se encuentra de todo: diversidad ecológica, idiomática, de género y sexual. Como profesionales de la salud, tendremos que enfrentar esta diversidad día a día en nuestro consultorio, pero ¿acaso estamos preparados para ella?