Según la OMS, menos del 40% de los lactantes menores de 6 meses, a nivel mundial, son alimentados con leche materna exclusivamente.