Una buena siesta nos ayuda a liberar tensiones y nos carga de energía para continuar el resto del día. Sin embargo, es un placer del que hay que disfrutar en la medida correcta.

Las siestas en medio de la jornada laboral ayudan a mejorar el rendimiento de los trabajadores.

Según los expert