La fractura de cadera es un problema predominante en personas de la tercera edad, debido a la fragilidad que presentan sus huesos, ya sea por desnutrición, osteoporosis u otra causa. Aproximadamente 1.6 millones de fracturas de cadera ocurren a nivel mundial cada año y los números están en ascenso, con cifras estimadas de 4.5 a 6.3 millones para el año 2050.