Te presentamos al EMIS de la semana, Juan Farías.

¿Qué es lo más difícil que has vivido durante la carrera?
El primero, como muchos probablemente dirán, es el EMIS 5. Creo que ahí lo más pesado es el cansancio físico, especialmente por las pocas horas de sueño. También es difícil lograr balancear la exigencia de la atención a los pacientes, los exámenes y la vida personal fuera de medicina. El segundo, para mi es el momento que estoy viviendo, el proceso de la aplicación a la residencia en Estados Unidos, una etapa en donde trabajo, estudio y hago investigación. He platicado con amigos que estamos en el mismo camino y coincidimos que una de las razones por la que es difícil es la incertidumbre que estamos viviendo, la de no saber con seguridad nuestro futuro, donde vamos a estar y que vamos a estar haciendo, además de el esfuerzo que implica estudiar para los Steps, hacer investigación y tener un empleo. Muchas veces siento que a veces me faltan horas en el día para lograr todo lo que quiero hacer.

¿Dónde realizaste el servicio social?
Lo hice en el departamento de Pediatría de la escuela, en el