Agosto de 2015. El hombre con poco tiempo para vivir contempla aquello que deja inconcluso.

Tras anunciar que el melanoma que lo afectaba desde hacía unos meses había hecho metástasis a cerebro, el expresidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter declaró que estaba en paz con lo que fuera que pasara. Ante un pronóstico completamente desfavorable y el apoyo expresado por miles de personas se decidió a comenzar un tratamiento radical con cirugía e inmunoterapia. En expectativa de un milagro, se dispuso a seguir adelante con esta última lucha.