“The most beautiful people I’ve known are those who have known trials, have known struggles, have known loss, and have found their way out of the depths.” 
 Elisabeth Kübler-Ross

Ya Marzo está a punto de terminar. Y ¿Qué viene con ello? Una nueva rotación para los que estamos en clínicas. Un nuevo mundo para nuestras pequeñas mentes que se abren poco a poco mirando hacia el horizonte. Durante estos tres meses que pasaron hemos vivido una nueva experiencia, una experiencia que nos contaban pero que ni siquiera nos habíamos imaginado.

El EMIS 5 es un año en donde hay sorpresas, alegrías, lloriqueos, materias reprobadas, pasadas; amistades nuevas, amistades perdidas y amistades fortalecidas. Es el año en el que el EMIS saca desde el fondo de su alma todo lo que llevaba reprimiendo durante cuatro años y medio de estudio intenso en la carrera de medicina. Un año en el que las guardias, los trabajos, el albalá y sobre todos los exámenes (medicina interna con su examen final de 70%) nos llevan al límite de nuestras capacidades y nos hacen sacar el coraje que necesitamos como futuros médicos en nuestras vidas y sobrevivir a todo lo que venga;