“El Gobierno del Estado de Nuevo León, a través de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y la Secretaría de Salud, informa que debido a las altas concentraciones de partículas menores a 10 micrómetros (PM10) registradas por el Sistema de Monitoreo Ambiental (SIMA) se presentan niveles de contingencia atmosférica en el Índice Metropolitano de Calidad del Aire (IMECA).”

El pasado 27 de diciembre del 2015 se comunicó una alerta ante pre-contingencia atmosférica en el estado de Nuevo León a causa de la creciente cantidad de incendios que incrementó las concentraciones de PM10, es decir, partículas en suspensión del aire (del inglés “Particulate Matter”) con un diámetro aerodinámico de 10µm, pero ésta no es la única causa que contribuye al deterioro de la calidad del aire. En el 2014, la Encuesta Nacional de Adicciones arrojó datos testificando que en México hay alrededor de 17.3 millones de fumadores activos y 11 millones de fumadores pasivos (personas expuestas al humo del cigarro), lo que causa que partículas del humo de tabaco con un tamaño entre .2 µm y .1 µm circulen e