Después de cinco años del inicio del conflicto en Siria, el conteo de bajas de ciudadanos Sirios, tanto civiles, como militares es de al menos 470 000 muertos. “Éste ha provocado la huída de más de 3 000 000 de refugiados, elevando el número de desplazados a escala mundial a su máximo nivel en los últimos 18 años” (Charte, M. 2013) y ha escalado hasta el punto de convertirse en uno de los temas más sensibles en la agenda política internacional de los países más poderosos del mundo. Probablemente toda persona que tenga acceso a algún medio de comunicación masiva ha escuchado algo sobre el tema, lo que llevaría a preguntarnos: ¿Por qué nace este conflicto y cómo es que se han involucrado naciones como EE.UU y Rusia?.

Hay distintos factores ideológicos y geopolíticos que han hecho de Siria el campo de batalla del choque de diversas tensiones. Una de ellas ha sido la división religiosa; ya que si bien la gran mayoría de la población Siria es Musulmana, en el islam existen dos grandes grupos: los Chiítas y los Suníes. Los Chiítas son una minoría de musulmanes que son descendientes directos de Mahoma. Este grupo cree que solo ellos están autorizados para ser líderes de la fe. Por otro lado, los Sunitas no son descendientes de Mahoma y po