La temporada más estresante en la vida del estudiante se acerca, los parciales. Estando tan cerca de los exámenes finales, este segundo parcial es casi como estudiar para los tediosos finales. Uno se prepara leyendo, repasando sus notas, estudiando arduamente hasta bien entrado el anochecer; pero ¿Habrá algo más que se pueda hacer para preparar al cuerpo y la mente antes de un examen?

De acuerdo con la doctora Elizondo y la doctora Hambleton la respuesta es si. Citando una parte de su plática a la casa académica de Transcendentia el pasado 7 de Octubre del 2015, “Nuestro cuerpo necesita combustible. Como en cualquier maquinaria fina, el tipo de combustible importa. No le vas a poner gasolina cualquiera a un auto de formula uno; asimismo, no deberías de darle combustible cualquiera a tu organismo”. ¿Y cómo podemos obtener este combustible tan preciado? La respuesta es muy simple, por medio de nuestros alimentos.

Consumir ciertos alimentos antes de estudiar y antes del examen provee a nuestro cerebro el combustible necesario para funcionar. La comida que consumimos nos provee de energía a corto, mediano y largo plazo; dependiendo de su complejidad. Entre más c