Se dice que el Homo sapiens  se encuentra en  la cúspide de la pirámide de  la familia Hominidae, haciendo alusión al grado evolutivo. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que  los Pan Troglodytes, es decir nuestros primos hermanos mejor conocidos como chimpancés, tienen  mayor cantidad de mielina al nacimiento que un cerebro humano, lo cual puede ser determinante para desarrollar enfermedades psiquiátricas a temprana edad. (1)

Los seres humanos tienen un pico de desarrollo de mielina en la infancia; cuando se llega a  la adolescencia se mantiene una constante basal y dicha latencia puede llegar a durar hasta la adultez temprana (a los 30 años). En contraparte, los chimpancés nacen con más fibras mielinizadas; no obstante la madurez sexual es un agente  predeterminante para el cese de producción de mielina. La edad aproximada en donde se detiene su producción es  a  los 12 años.  (2)

Lo anterior es un indicativo que Neurocientíficos del Instituto  Bethesda en Maryland ,EUA,  han encontrado para hacer una relación entre el desarrollo de mielina y la presentación de enfe