¿Es posible desencadenar sensaciones táctiles relajantes a partir de un estímulo auditivo o visual? Los llamados artistas del ASMR (Autonomous Sensory Meridian Response), aseguran que es posible inducir un estado de relajación y bienestar acompañado de sensaciones de hormigueo y cosquilleo mediante una serie de sonidos y movimientos suaves.

Aunque el fenómeno no ha sido estudiado con precisión, existe una gran oferta de “masajistas virtuales” que suben videos a plataformas en línea como YouTube en los que practican técnicas “gatillo” para inducir sensaciones placenteras y relajantes en los espectadores. Algunos de estos videos son tan populares, que alcanzan millones de visitas y sus creadores acumulan cientos de miles de subscriptores.

¿Pero cuál es la ciencia detrás de este fenómeno? Un artículo publicado en 2015, asegura que no se han estudiado los mecanismos neurológicos que explican el ASMR (Barrat, 2015), de hecho este término fue concebido en 2010 en un foro comunitario en línea. “Autónomo” se refiere a la capacidad de crear sensaciones a voluntad y “meridiana” alude a una sensación eufórica o intensa (Cheadle, 2012).

Barrat (2015) sugiere que hay un mecanismo similar al de la sinestesia involucrado, en la que un estímulo desencadena acciones coordinadas entre las diferentes regiones sensitivas de la corteza, produciendo experiencias multisensoria