La Academia Americana de Pediatría actualiza sus recomendaciones en el diagnóstico y tratamiento de apnea obstructiva del sueño, en niños y adolescentes, apoyándose en Medicina Basada en Evidencia:

  1. Realizar escrutinio a todos los niños y adolescente para identificar aquellos que roncan.
  2. Polisonografía a todos los niños y adolescentes que roncan y que presentan signos y/o síntomas de apnea obstructiva del sueño.
  3. Adeno-amigdalectomía es el de tratamiento de elección (primera línea) en aquellos con hipertrofia adenoides/amígdalas.
  4. Hospitalización postquirúrgica, para monitoreo estrecho, en pacientes con alto riesgo.
  5. Reevaluación postquirúrgica para determinar, si se requiere manejo subsecuente. Realizar exámenes objetivos en aquellos con alto riesgo o que persisten con signos/síntoma de apnea obstructiva del sueño a pesar del manejo quirúrgico.
  6. Presión positiva continua de la vía aérea (CPAP, por sus siglas en inglés, Continuous positive airway pressure) en aquellos en los que no se ha realizado adeno-amigdalecto