¿Te imaginas despertar un día y sentir que una parte de ti no te pertenece? ¿Te imaginas sentir que necesitas removerla? ¿Puedes imaginar sentir que la única forma de alcanzar la plenitud es amputándote? Este es el sentimiento diario que los pacientes con Desorden de la Integridad de Identidad Corporal (BIID por sus siglas en inglés) presentan. Es un desorden psiquiátrico, en el cual, el paciente tiene una intensa necesidad de tener alguna incapacidad, ya sea amputarse un miembro saludable, adquirir ceguera, sordera, o quedar parapléjico.