Refresco de dieta, opción no tan saludable

Se acerca el verano con sus días calurosos y soleados. Sin duda, con este clima, una de las bebidas más refrescantes que agrada a la población es la Coca Light. Lamentamos traerles una mala noticia a dichos consumidores.

Un nuevo estudio, publicado en la Revista de la Sociedad Americana de Geriatría, encontró que aquellas personas que consumen refresco light ganaron casi 3 veces más grasa abdominal, en el transcurso de 9 años, en comparación de los que no tomaban refresco de dieta. Se analizó una población de 749 personas de 65 años de edad en adelante, y se les preguntó, cada cierto tiempo, cuantas latas de refresco consumían al día, y cuantas latas eran de refresco light. Los resultados demostraron que durante el tiempo del estudio, quienes consumían refresco de dieta aumentaron 8.12 cm en su talla de cintura y los consumidores de refresco regular aumentaron sólo 2.03 cm de talla.

Si bien, es cierto que el refresco de dieta contiene menos cantidad de azúcar y calorías, aún no se sabe a ciencia cierta porque el consumo de Coca Light trae consigo un incremento de peso no intencionado en las personas. Aunque todos conocemos a alguien que por consumir Coca Light, se echa sus 3 taquitos extra a la orden para compensarle, a continuación se mencionan otras ideas de la posible causa. Al consumir refresco regular, el azúcar en la bebida dispara la sensación de saciedad y satisfacción, sin embargo, el refresco light engaña a nuestro cuerpo, ya que los saborizantes artificiales que contienen debilitan las señales que se envían a nuestro cerebro y se crea un lazo menos fuerte entre éste y la percepción de dulzura y calorías contenidas. Esto puede llevar a tener antojo por alimentos cada vez más y más dulces. Así mismo, se ha encontrado que los saborizantes artificiales se asocian a niveles bajos de leptina, la hormona reguladora del apetito, la cual se encarga básicamente de inhibir la sensación hambre. Por último, cabe mencionar que los productos light tienen un contenido más alto de sodio que los productos regulares, y bajo los efectos de éste, nuestro cuerpo tiende a retener más líquidos, lo cual podría llevar al aumento no intencionado de peso.

Los resultados de este estudio son interesantes, y nos permiten conocer más a fondo los efectos de los productos light sobre nuestro metabolismo y como lo pueden alterar.

Autor: Daniel Pérez – Editor: Ángel Altamirano

Bibliografía:

2016-11-14T19:42:33+00:00