La DM1 tendrá su páncreas

Alrededor del 5% de los pacientes con diabetes son afectados por el tipo 1, que generalmente se desarrolla en niños o jóvenes, pero puede presentarse a cualquier edad. Es de origen autoinmune, siendo las células beta del páncreas (productoras de insulina) el blanco del sistema inmunológico. No se sabe a ciencia cierta qué la causa, pero la historia familiar y el medio ambiente (como la exposición al virus Coxsackie B) tienen mucho que ver con su presentación.

El objetivo principal al tratar la dice diabetes es controlar los niveles de glucosa en sangre, lo que mejora la calidad de vida del paciente y disminuye las complicaciones. La diabetes tipo 1 es insulinodependiente, lo que nos dice que depende de la continua y controlada administración de insulina exógena. En la actualidad, el tratamiento de estos pacientes consiste en bombas de insulina, que son dispositivos que permiten la liberación de insulina mediante un tubo pequeño bajo la piel; vial y jeringa, que igual la inyectan en la capa subcutánea de la piel; y bolígrafos de insulina, que son cartuchos que permiten una dosificación precisa de la hormona. En realidad es un tratamiento pesado, puesto que requiere la interrupción de las actividades diarias del paciente para estar administrando el medicamento en una vía incómoda.

La propuesta de Medtronic y DreaMed Diabetes: un páncreas artificial.

¿Quiénes son Medtronic y DreaMed?

Medtronic es el líder en el mercado de las bombas de insulina, y ha hecho grandes avances en el desarrollo del ya mencionado páncreas artificial. La última bomba de Medtronics, la minimed 650G, es la bomba comercial más sofisticada que hay pues tiene la capacidad de predecir cuándo se aproxima un período de hipoglucemia, y “apaga el interruptor” del liberador de insulina, hasta que se ha resuelto el evento.

Dreamed es una compañía israelí que ha estado diseñando algoritmos para páncreas artificiales durante los últimos años y desde 2007 ha hecho algunas pruebas clínicas para probar su funcionalidad. La tecnología de la compañía incluye el algoritmo MD-logic, que serviría para crear un software capaz de medir la glucosa en sangre del paciente para regular la cantidad de insulina liberada por la bomba, evitando la hipoinsulinemia y la hiperglucemia.
¿Cómo trabajarían juntos?
El páncreas artificial que está en desarrollo usará la tecnología de las bombas de insulina de Medtronic, con lo que tendría sensores que monitoreen la insulina del paciente constantemente, aunado al software de los programadores de DreaMed, que permitan el monitoreo de los niveles de glucosa del paciente. La tecnología de DreaMed incluye el ya mencionado algoritmo MD-Logic, que tiene la curiosa función de “aprender” las características individuales de cada persona. De este modo, el páncreas podría regular los niveles de glucosa en sangre en los rangos más bajos y altos, algo que las bombas de insulina actuales no pueden hacer.

Es novedoso, tecnológico y sin duda representará toda una revolución para los pacientes que presentan DM1. ¿Cuándo estará listo? Esperemos que pronto. Y cuando ya esté ahí, ¿te atreverás a probarlo?

Autor: Miriam Anaya – Editor: Gloria Salinas

Bibliografía:

2016-11-14T19:42:39+00:00