¿Qué es Sociedades Académicas?

Ser médicos no sólo es procurar la educación continua para actualizarse y estar al día en conocimientos.

En esta profesión también deben imperar la ética, empatía y compromiso, entra otros valores, para enfrentar una situación difícil y tomar la decisión correcta.

Las sociedades académicas son un proyecto que en Estados Unidos se han practicado por 11 año, aproximadamente, en universidades de medicina como Harvard, John Hopkins, Washington, en Seattle, y Kansas City, en Missouri, y a partir de agosto de este año, la Escuela de Medicina TEC Salud está implementando con los alumnos de primer ingreso este tipo de fraternidades.

Manuel Pérez Jiménez, director de la carrera de médico cirujano, agrega que con estas sociedades académicas lo que se busca es una comunidad de aprendizaje que vaya más allá de las materias o de los entornos en donde los alumnos se entrenan de manera profesional, para que la supervisión y el desarrollo de las capacidades como médico y persona sean más integrales.

«Las actitudes y valores profesionales de un médico; la honestidad, empatía, compromiso, etcétera, no hay libros en donde se puedan leer y, además, nunca cambian», agrega. «Por el contrario, la teoría hoy en día se mueve muy rápido. Hay algunas publicaciones que dicen que el 75 u 80 por ciento del conocimiento que un alumno adquiere en su carrera, al momento que está en su práctica como médico, ya no es vigente, por eso debe estar en un proceso de educación continua.»

«Y esos valores se va adquiriendo conforme el alumno cursa la carrera y se expone a situaciones de índole profesional, y asume retos y compromisos para atender a los pacientes.»

Comparte que esas fortalezas y aptitudes del ser humano no se moldean desde la casa, y luego en los entornos desde la primaria hasta los estudios de posgrado, pero en su opinión, nunca se logra llegar a la plenitud en este sentido.

«Puede ser que algunos los adquieran muy temprano, otros se tardan un poco más, pero al final no los van a poner en práctica hasta que no estén ejerciendo su formación, pero hay que entrenar como se hace con el conocimiento y desarrollar los valores.»

Desde el inicio de la carrera, dice, se enfrentan con dilemas éticos de casos simulados de pacientes, o lo ejercen a través de ciertas lecturas, por ejemplo, aspectos de biología molecular, genómica o investigación científica en donde debe haber un código de ética para poder realizar investigación, pero es dentro de lo curricular.»

¿Cómo se integra?

De acuerdo a sus habilidades, el director eligió a seis profesores de las carrera de medicina para dirigir a las seis sociedades académicas: humanidad, valor, justicia, sabiduría, templanza y trascendencia.

Cada sociedad tiene un líder, 15 profesores o mentores y 25 alumnos de primer semestre, además, se integran tres alumnos de sexto año, que es el último de medicina, como mentores junior, para apoyar a los más jóvenes. Su virtud es que ya cursaron casi toda la carrera, han tratado pacientes por dos años y cuentan con experiencia en el extranjero o en institutos de medicina de la Ciudad de México o Guadalajara.

«A estos alumnos los consideramos que son los mejores mentores al tener mayor empatía con sus compañeros, aunque sean más grandes, a diferencia de un profesor, que le lleva 20 o 30 años de experiencia», explica.

Dentro del grupo de profesores o mentores están los de ciencia básica, que sólo hacen investigación, y los clínicos de diferentes especialidades.

La mecánica se lleva a cabo en sesiones grupales e individuales de mentores que están en contacto con dos o tres alumnos. En ocasiones, comparte surgen problemas tanto académicos como profesionales; de vocación, salud y familiares.

Por ejemplo, el alumno le comenta a sus mentores que su papá no le manda suficiente dinero para vivir, o que tiene problemas porque es foráneo y vive con un grupo de jóvenes ruidosos que no lo dejan estudiar.

Las sociedades académicas funcionan como una comunidad de aprendizaje en donde las personas que ya han tenido experiencia pueden dar consejos y recomendaciones a los alumnos y lograr que sean mejores médicos.

Crecerá con el tiempo

Este año apenas se formó el primer grupo de sociedades académicas, pero va en ascenso.

«Cuando los alumnos actuales de primer ingreso pasen a segundo año, van a seguir en su misma sociedad con el grupo que ya tienen, y los que entren a medicina se integrarán a una de esas sociedades ya establecidas. Por otro lado, los estudiantes que ahora cursan el quinto año de medicina estarán ya en sexto y también van a formar parte como mentores juniors».

«Es como un embudo; la sociedad, dentro de cuatro o cinco años, tendrá alumnos de todos los años, con una dinámica muy completa, porque el alumno de cuarto año va a tener la capacidad de darle un consejo al de segundo o primero», enfatiza el director.

Escrito por María Silva