Despertando en el siglo XXI

En suelos siberianos, un virus de 30,000 años fue encontrado en capas profundas del permafrost (capa de la tierra que sufre cambios de congelación y descongelación). Cabe destacar que el virus, tras ser descongelado, demostró todavía tener potencial infeccioso. Lo más interesante es que ganó el record por ser el virus que más tiempo ha permanecido “dormido” y sigue siendo contagioso después de tanto tiempo. Fue clasificado como Pithovirus sibericum y llegó a medir 1.5 μm, siendo posible observarlo a través de un microscopio. Después de varias pruebas, se demostró que son afines para atacar a las amebas. Científicos franceses estipulan que no representa daño a los humanos y animales, aunque otros virus peligrosos pueden encontrarse en capas más profundas del permafrost siberiano. Aunque los científicos pueden detener la exploración por el riesgo que conlleva, el suelo permafrost se va descongelando por los cambios de temperatura, así liberando organismos que alguna vez estuvieron en “una maldición de sueño”.

Uno de los virus que más les concierne a los científicos que se pueda encontrar en dichos suelos es el Poxvirus, virus de la viruela, que fue declarado erradicado hace 30 años. Y ahora la pregunta del millón es saber si existe la posibilidad de que se encuentren estos virus letales, y ¿serían capaces de sobrevivir después de tanto tiempo y, aún más, podrían infectar rápidamente a un organismo para sobrevivir?

Un poco de microbiología

Los virus son parásitos intracelulares obligatorios que pueden medir desde 20 a 1000 nm. Un virión es la unidad completamente desarrollada e infecciosa de los virus. Estos contienen ácidos nucleicos, ya sea ADN de una cadena (Parvovirus), ADN de doble cadena (Papillomavirus), ARN de una cadena (Rhinovirus) o ARN de doble cadena (Rotavirus), pero nunca ADN y ARN juntos. Los ácidos nucleicos pueden estar dispuestos en forma linear (virus Epstein-Barr), circular (virus de hepatitis B) o inclusive segmentada (virus de la Influenza).

Su ADN o ARN está cubierto por una cápsula proteica (cápside) y este puede tener una envoltura lipídica (Retrovirus) o presentarse sin envoltura (Adenovirus). Los virus toman control de la maquinaria metabólica de su huésped para multiplicarse y sobrevivir. De acuerdo a su forma pueden clasificarse en helicoides (Rhabdovirus), icosaédricos (Poliovirus), helicoides envueltos con capa lipídica (virus de la influenza A), icosaédricos con capa lipídica (virus del herpes simplex) o complejos (Poxvirus).

Los virus tienden a infectar a solo un tipo de organismo y es difícil que crucen la barrera e infecten a otra especie. Para producir su efecto deben seguir cinco pasos: adhesión, descapsidación, replicación de su ARN o ADN, formación de cápside y liberación. En lo personal, mi virus favorito es el Rhabdovirus, el virus de la rabia, por su formar retrógrada de moverse a través de los nervios hasta llegar al cerebro. Sin embargo, espero nunca encontrarme con él. Para ti, ¿cuál es tu virus favorito?

Autor: Carloman Escobar

Bibliografía:

  • Morelle, R. (2014). 30,000-year-old giant virus ‘comes back to life’. BBC News. Obtenido el 6/Marzo/2014 de: <http://www.bbc.com/news/science-environment-26387276>
2018-07-04T13:37:45+00:00