Secretos de la nutrición previa a una cirugía

Tal vez has escuchado que antes de correr una carrera debes de cargarte de carbohidratos la noche anterior para tener un mejor desempeño… ¿Pero cargarte de carbohidratos antes de una cirugía? ¿Será bueno? ¿No es riesgoso?

La verdad es que para muchos esto le puede parecer contradictorio, pues en general, los hospitales les piden a sus pacientes que eviten comer alimentos sólidos y se abstengan de consumir líquidos durante un mínimo de 6 y 2 horas antes de la cirugía, respectivamente.

Esto se realiza principalmente para evitar que el paciente vomite mientras se encuentra bajo anestesia, pero un reciente estudio dirigido por cirujanos en Inglaterra indica que tal vez es conveniente para el paciente consumir carbohidratos previo a la cirugía. ¿Por qué? Se ha observado que el cuerpo se encuentra en un estado de estrés metabólico después de una intervención quirúrgica, lo que lo conduce a echar mano de sus reservas de proteína, grasas y carbohidratos para utilizarlos como fuente de energía, así como sanar y reparar sus tejidos. Por consecuencia, el hecho de que el cuerpo se encuentre en un estado de ayuno previo a la cirugía, se cree que es probable que tenga como efecto un tiempo de recuperación más largo y un aumento en el riesgo de sufrir complicaciones post-quirúrgicas.

El estudio que se llevó a cabo en Inglaterra, evaluó el tiempo de recuperación de 36 pacientes que se sometieron a una cirugía colorrectal. De los 36 pacientes, a algunos se les indicó realizar el ayuno tradicional, a otros se les dio agua y al resto se les dijo que tomaran una solución con maltodextrina (un derivado del almidón y definido como un polímero de glucosa), momentos antes del límite de las 2 horas para el consumo de líquidos.

Los resultados mostraron que el grupo de pacientes que consumieron carbohidratos previo a la cirugía, necesitaron un estancia menor en el hospital de aproximadamente 7 días y medio. Por otro lado, los pacientes en el grupo que guardó el ayuno tradicional, tomaron hasta 10 días de recuperación. Esto nos indica que al parecer el consumo de carbohidratos antes de la cirugía no termina siendo riesgoso para el paciente, en cambio, parece beneficiarle.

Aunque los resultados son sólo preliminares y se tendrán que hacer más estudios al respecto, en caso de que esto termine siendo comprobado, imagínense todos los grandes beneficios que nos hemos estado perdiendo por tanto tiempo. Quién sabe cuántas complicaciones post-quirúrgicas se podrían haber evitado con tan sólo cambiar el régimen alimenticio previo a la cirugía y cuánto se hubiera reducido el tiempo y costo económico de recuperación de muchos pacientes. Estas son tan sólo algunas de las muchas interrogantes que nos llevan a pensar en qué otros secretos se esconderán bajo el área de la nutrición.

 

Autor: Daniel Pérez

Bibliografía:

  • Anahad O’Connor. The New York Times. Health. Science. 1996. Disponible en: http://well.blogs.nytimes.com/2012/09/24/really-always-consume-carbs-before-surgery/?ref=research. Septiembre 24, 2012.
2016-11-14T19:42:51+00:00