Desde hace mucho tiempo se han utilizado técnicas o prácticas que ayudan al ser humano a sentirse mejor. En la antigua China, surgieron varios métodos entre ellos la acupuntura. La acupuntura consiste en aliviar síntomas como el vómito y nauseas mediante la inserción de agujas muy finas en el cuerpo. No se sabe a ciencia exacta cómo esto funciona es por eso que se conoce como una pseudociencia; a pesar de esto se ha encontrado que tiene resultados muy eficaces en los pacientes que salen de una quimioterapia o de una cirugía.

Así como la acupuntura existen muchas prácticas de este tipo, por ejemplo: la aromaterapia, las conocidas como medicina alternativa. Actualmente se le ha dado el nuevo término de medicina integrativa a la unión de ambas medicinas: la convencional y la alternativa. La aportación que representa es que al paciente le brinde bienestar y relajación, pero nunca se debe dejar el tratamiento médico tradicional por algún tratamiento integrativo.

Hoy en día, muchos médicos alópatas (así se les llama a los practicantes de medicina convencional) están en contra de la medicina alternativa. Y esto no es del todo lo mejor, la postura que un médico debe de tener es la